Qué ver en Fuerteventura: Betancuria

De todos los rincones que ofrece la isla de Fuerteventura, uno de los más especiales es Betancuria, por su privilegiada situación en la isla y por el contraste de sus calles con la inspiración desértica que lo rodea. Su nombre se debe al conquistador normando Jean de Bethencourt, fundador de la ciudad en 1405. Gracias a su posición estratégica el objetivo era defender la capital de los ataques piratas hasta que en 1593 el pirata Jaban arrasó con la zona. En el siglo XIX la capital se trasladó a La Oliva y Betancuria vivió una época de declive.

Betancuria FuerteventuraEstá situada en el Valle del Macizo de Betancuria y su vegetación la convierte casi en un oasis dentro del paisaje desértico que lo rodea. Es uno de los municipios menos poblados de Fuerteventura con menos de mil habitantes y aunque no cuenta con playas ni infraestructuras turísticas, su patrimonio histórico es su mejor aval.

Durante la visita a la localidad destaca la Iglesia de Santa María, reconstruida en el siglo XVII tras ser arrasada por los piratas. En su interior se encuentran diversas obras de arte. Para conocer mejor el origen de esta sociedad es recomendable una parada en el Museo Arqueológico de Betancuria donde se desvela el modo de vida de los ‘Mahos’, antiguos habitantes de Fuerteventura. Por su parte, en la Ermita Vega de Río Palmas se encuentra la imagen de la patrona local, que recibe una romería en su honor cada mes de septiembre.

comida canaria mojo

La tradición majorera de Betancuria tiene también reflejo en su oferta gastronómica. Sus productos son tradicionales, sazonados con mojos especiales. Es popular el gofio, servido en una bolsa de tela y basado en una mezcla de harinas de grano. También destaca el queso local de leche de cabra en sus distintas variedades. Por último  además de las clásicas papas arrugás y puchero canario, destacan los pescados como los sancochos de cherne.

Mirador de Morro Velosa Fuerteventura

Mirador de Morro Velosa

Muy cerca de Betancuria se esconde uno de los mejores paisajes de la isla, el que se divisa desde el Mirador de Morro Velosa. Imprescindible. Desde allí, podemos disfrutar de una perspectiva única de las zonas centro y norte de la isla. Por un lado, El Cotillo y Tindaya, por el otro, Antigua y Tiscamanita. Está situado en la montaña Tegú, de 669 metros de altitud y es una obra del lanzaroteño César Manrique. Además de la parada para realizar fotografías, la visita a Morro Velosa también permite tomar un café acompañados por el paisaje majorero. El mirador es accesible de forma gratuita y cierra domingo y lunes.

 HAZ CLIC PARA VER OFERTAS DE VUELOS A FUERTEVENTURA

Catedral Fuerteventura Playa Fuerteventura