Lanzarote, ni se te ocurra dejar la isla sin haber visitado…

  1. La cueva de los verdes

Situada al norte de la isla, es una de las principales atracciones naturales de Lanzarote. Durante la visita, de aproximadamente una hora, protagonizamos un descenso a las entrañas de la isla a través de uno de los túneles más extensos del planeta. De él se conocen más de seis kilómetros de longitud y 16 jameos (aberturas que dan acceso a las siguientes rutas) que recorren desde el cono volcánico hasta el mar. El origen de la cueva está en la actividad del Volcán de la Corona, por el enfriamiento y posterior solidificación de la lava.

  1. Paisaje lunar del Timanfaya

Vineyard, Tiagua, LanzaroteEste Parque Nacional tiene un conjunto de más de 25 volcanes inactivos, aunque algunos con baja actividad volcánica en el subsuelo. Una vez llegamos al Centro de Interpretación desde Mancha Blanca o Yaiza, dejamos el coche para recorrerlo en autobús ¡o dromedario! Otro de los paisajes volcánicos imprescindibles es el de Caldera Blanca, con varios volcanes y ríos de lava que comunican con Timanfaya. Como curiosidad, en Timanfaya hay un restaurante que cocina con el calor que desprende la tierra.

  1. La Laguna Verde

No sólola arena blanca tiene cabida en Lanzarote, de las de arenaLanzarote negra destaca el Charco de los Clicos o Charco Verde, dentro del Parque Natural de Los Volcanes. Esta laguna se ha formado por la salida a la superficie del agua del mar y debe su nombre a los mariscos que abundaban en la zona. Su peculiar color verde se debe a los organismos vegetales con los que cuenta su agua y está prohibido el baño.

  1. Los Hervideros

Un entorno increíble que maravilla todos los sentidos. Sobre todo, un espectáculo dedicado a la vista y el oído. Este tramo de costa acantilada está formado por erupciones volcánicas que aparecen en el siglo XVIII. La formación de este sorprendente paisaje es culpa de los ríos de lava, que, cuando se ponían en contacto con el atlántico se solidificaban. El resultado de esta conjunción de frío y calor se solidifica en un paisaje rocoso.

lanzarote

  1. Paisajes submarinos

El origen volcánico de la isla, presente en su geografía rocosa y en sus áridos paisajes, se extiende a sus ricos fondos marinos.  Si te gustan los trajes de neopreno y las bombonas de oxígeno, Lanzarote te propone emociones debajo del agua: bucear entre tubos volcánicos y aguas transparentes que te permitirán tener visibilidad hasta 40 metros y encontarte con especies como rayas o morenas.

6. Los jameos del agua

Junto con la Cueva de Los Verdes, el túnel volcánico producido por el Volcán de la Corona cuenta con otro rincón turístico en Lanzarote: los Jameos del Agua. Están situados en la zonajameos lanzarote norte, en el tramo más cercano a la costa. También son conocidos por ser uno de los siete Centros de Arte, Cultura y Turismo de la isla y fue creado por César Manrique para convertirlo en uno de los puntos de interés turístico en armonía con la naturaleza. El nombre de los Jameos se debe a la formación de un lago interior originado por la filtración.

7. La graciosa

Esta isla situada a sólo 25 minutos en ferry del norte de Lanzarote, encabeza las islas que forman el archipiélago Chinijo, junto con Alegranza, Montaña Clara, el Roque del Este y del Oeste. La Graciosa, con unos 600 habitantes, es un lugar tranquilo y peculiar en Canarias. La mayoría de sus playas son vírgenes, con arena fina y con acceso a pie. Destacan la Playa de la Laja, la playa del Salao (con camping), la playa de La Cocina (apenas 50m de extensión), pero sin duda, la favorita es la playa de las Conchas. No dejes Lanzarote sin contemplar el imponente Barranco de Los Conejos.

¿Necesitas más motivos? Reserva tus vuelos a Lanzarote y maravíllate en sus rincones