Visitar Francia en otoño: tres ciudades que no te puedes perder

A Francia el otoño le sienta fenomenal, sus parques se vuelven románticos y dorados… Los transeúntes cambian la ropa de verano por chaquetas de entretiempo… Asoma tímido el frío, que todavía no congela las orejas. Vuelve el tiempo de las cafeterías y los paseos, de pisar la hojarasca y aprovechar el tiempo libre para volar a cualquier ciudad francesa y disfrutar del tiempo libre. Si no tienes claro qué ciudad visitar ¡Sigue leyendo, decídete y viaja! 

París, otoño y arte 

El otoño es el momento perfecto para visitar París. La multitud de parques salpican toda la ciudad, de norte a sur. En esta estación del año te recibirán más bonitos que nunca. Sus tonos van desde el ocre al verde pasando por toda la gama de marrones.

¿Conoces La Nuit Blanche? Si nunca has estado, es la ocasión perfecta para visitar París. Durante este evento toda la ciudad se convierte en un centro de arte: por las calles parisinas se montan instalaciones artísticas, conciertos de música, danza y espectáculos teatrales.

No dejes la ciudad sin conocer su museo más importante. Si no tienes mucho tiempo, te proponemos que dediques una mañana a visitar el Louvre. Además de las visitas obligadas, a la derecha de la ciudad murmulla el bullicio de Le Marais, un barrio que debes visitar. Sus múltiples opciones van desde galerías de arte contemporáneo de lo más experimental hasta el turco con el mejor falafel de París: L’As Du Fallafel.

paris

¿Nos vamos a París? 

A orillas de Burdeos 

Situada al sudoeste francés y conocida como La Perla de Aquitania, Burdeos es la quinta ciudad de Francia. La ciudad, tumbada a orillas del mediterráneo presume de monumentos y un centro histórico grande y atractivo. A pesar de que Burdeos se ha consagrado con la fama de lo glamuroso y señorial, esta ciudad también tiene una faceta joven y fresca. Este nuevo aspecto goza de una fama fue tardía. Durante años ha estado eclipsada por las grandes ciudades francesas. No es casual que la ciudad fuese conocida como La Bella Durmiente, haciendo referencia a esos monumentos poco resaltados. A partir de 2007 y gracias al reconocimiento del Puerto de la Luna como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco, la ciudad comenzó su despertar. Si te gusta el vino aprovecha la escapada para visitar alguna de las bodegas de Bordeaux, que encontrarás en las afueras.

En otoño, cuando el sol se vuelve más suave pero todavía podemos disfrutar la calidez de sus rayos, Burdeos enseña su mejor cara. ¿Te la vas a perder?

Bordeaux at night

¡Déjate cautivar por la magia de Burdeos!

A solas con Lyon 

El secreto escondido en el sudeste francés. Lyon es una ciudad con múltiples opciones, lo que la convierte en un destino sugerente para públicos de todo tipo.

Lyon ha sido protagonista en la historia francesa durante muchas épocas. En tiempo de los romanos, la cuidad fue Capital de la Galia, los restos del anfiteatro romano que encontrarás en Lyon, son una prueba de ellos. Durante el siglo XIX,la ciudad fue capital de la seda y por ello, todo el casco antiguo está atravesado por pasadizos subterráneos llamados Trabules, que servían al transporte de la preciada tela. Escenario de las primeras producciones de los hermanos Lumière, todavía conserva la categoría de cuna del cine. Bastión de la resistencia durante la Segunda Guerra Mundial, su historia se compone como un collage armónico en el que también hay hueco para la vanguardia en materia de música electrónica. Además, las noches de Lyon son conocidas por la cantidad de planes, discotecas y jóvenes que las visitan. Se trata de la segunda ciudad universitaria de Francia, con más de 120.000 estudiantes y cientos de bares y clubes que saben cómo responder a todas las demandas.

lyon2-2

¡Vuela a Lyon y vive la ciudad como más te guste!