Asturias: 7 razones que te obligarán a visitarla

Naturaleza y costa salvaje, una gastronomía propia y afamada, y el encanto del norte salpicando cada uno de sus pueblos. Para visitar Asturias sobran los motivos. Lo que falta, es la primera razón para no hacerlo. Por si sus paisajes no fuesen suficiente, su gente completa la larga lista que hace de Asturias un destino perfecto para ir, y repetir. 

Te proponemos siete razones que acabarán de convencerte y Asturias será tu próximo destino. ¿Te apetece? Aquí las tienes:

1. Naturaleza

Si eres amante de la naturaleza y los paisajes increíbles, Asturias tiene mucho que decirte. Cuenta con un tercio de su superficie protegida y seis Reservas de la Biosfera declaradas por la UNESCO: Oscos, Somiedo, Fuentes del Narcea Dgaña e Ibias, Las Ubiñas-La Mesa, Redes o el más popular, Picos de Europa. Además de los Parques, una visita a las Rías es muy recomendable (Eo, Villaviciosa,…). Por si fuera poco, las cuevas (Las Caldas, Del Sidrón, Lloviu o Andina) merecen que las descubras. Por supuesto, las rutas de senderismo, el ascenso a picos y el montañismo son actividades idóneas para practicar en Asturias.

asturiasmontana

2. La costa

Asturias presume de 345 kilómetros salpicados por más de doscientas playas de todo tipo: desde amplios arenales, pedreros, hasta las calas más pequeñas e íntimas… Encontrarás playas perfectas para el baño por estsr más abrigadas del viento y otras, más adecuadas para practicar deportes acuáticos e incluso para la pesca. Algunas de las más conocidas son las de la zona de Llanes, Cadavedo, Andrín, la playa interior de Gulpiyuri, Aguilar o Rodiles. Para conocerlas, nada mejor que ir recorriendo la veintena de villas marineras de costa. Cudillero, Llanes, Luanco, Navia o Luarca son de las más visitadas.

asturiasmar

3. Avilés

Avilés se eleva a ambos lados de la Ría. Uno de sus principales atractivos es su casco antiguo, cuyo origen se remonta a la Edad Media, y es uno de los mejor conservados de Asturias. La Ría de Avilés, que divide la ciudad se trata de un estuario natural recuperado con un puerto deportivo. Además el arquitecto Oscar Niemeyer quiso dejar su huella en la Ría con el Centro Cultural Internacional Niemeyer. El conjunto histórico-artístico de Avilés es conocido por su riqueza con varios palacios, casas nobles, iglesias, plazas y parques.

aviles

4. Gijón

Este pueblo pesquero ligado tradicionalmente a la industria sedujo a los romanos junto al mar y se convirtió en punto de referencia del Cantábrico. Su barrio más famoso es Cimadevilla por su carácter marinero y las termas romanas. También cuenta con el Cerro de Santa Catalina con el Elogio del Horizonte, una escultura de Chillida ergida en 1990. Si te gusta la sidra, este es un buen escenario para disfrutarla. Entre las playas principales de Gijón se encuentra la de San Lorenzo, de casi dos kilómetros y Poniente, llena de vida por el deporte acuático, el Acuario y los comercios.

gijon

5. Oviedo

De orígenes legendarios, la primera capital cristiana de la Península Ibérica tiene en la vida cultural y comercial su principal baza. Es fácil de recorrer a pie y además recomendable, sobre todo para disfrutar de su casco antiguo. Allí encontrarás la Catedral y los museos. La Catedral de San Salvador de Oviedo, de estilo gótico. Comenzó a edificarse a finales del siglo XIII y es conocida también como Sancta Ovetensis, por la calidad y cantidad de las reliquias que alberga. Para relajarse, nada mejor que visitar la calle Gascona, también llamada el Boulevard de la sidra por motivos evidentes. Después de degustar la gastronomía, podemos pasear por la calle Uría, que no sólo cuenta con las zonas de tiendas, sino que sirve de escenario para observar la evolución de la ciudad en el siglo XX.

oviedo

6. Covadonga

Una visita imperdible. La Santina, la patrona de todos los asturianos no es sólo un rincón de culto religioso, sino un espectáculo en medio de la naturaleza. La Virgen de Covadonga se encuentra en una cueva-capilla dentro de la montaña y junto a ella, la Basílica, con la estatua de Don Pelayo. Desde el conjunto de Covadonga se pueden visitar los Lagos Enol y Ercina, de origen glacial, en Picos de Europa.

covadonga

7. Gastronomía

Sidra, queso, vino, dulces, carnes, embutidos, pescados y mariscos… un escenario natural como Asturias sólo puede producir materias primas de la mejor calidad. Por eso, las recetas de la mesa asturiana son recetas sencillas, con pocos condimentos que no enmascaren el sabor de los ingredientes. La tradicional fabada es un buen ejemplo de ello. A fuego lento, sin estrés. El Cachopo es otro plato conocido, dos filetes de ternera rellenos de jamón y queso y empanados que ha ido evolucionando en distintas variantes hacia el pescado, pollo, cerdo, setas, espárragos, etc. En el otoño es tiempo de caza, momento en el que afloran las recetas con jabalí, corzo o venado.

¡Reserva tus vuelos y descubre uno a uno estos siete motivos para visitar Asturias!