Edimburgo de cine

Escocia lo tiene todo para convertirse en un viaje inolvidable: ¡naturaleza, historia, cultura, ocio, encanto…! Y además, también puede ser un destino muy atractivo para los amantes del cine. No por nada cada mes de junio se celebra el Festival Internacional de Cine de Edimburgo. De esta forma, no sólo ciudades como Nueva York o Londres han sido escenario de grandes películas; la capital escocesa o los Highlands también han acogido a míticas producciones cinematográficas. ¿Cuántas de ellas has visto?

  1. Los 39 escalones

La más antigua de nuestra lista, data de 1935, es la película basada en la novela homónima de John Buchan y dirigida por el maestro del cine Alfred Hitchcock.

En esta cinta en blanco y negro podemos apreciar el carismático puente conocido como Forth Rail Bridge y las cercanías del hotel Balmoral, construido encima de la estación ferroviaria.

Forth Railway Bridge in Edinburgh, United Kingdom

2. Los Caballeros de la Mesa Cuadrada

Esta divertida cinta de 1975 fue rodada íntegramente en Escocia, como no podía ser de otra manera tratándose de una parodia del Rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda. Los artífices de esta obra de culto fueron Monty Python, los mismos que nos dieron historias tan ingeniosas como La Vida de Brian.

Localizaciones destacadas de esta cinta son el ‘Meeting of Three Waters’, o ‘Encuentro de las Tres Aguas’, situado en Glen Coe, donde se filmó la escena del ‘Bridge of Death’ o ‘Puente de la Muerte’ casi al final del film; Pertshire o el Páramo de Rannoch.

Una ruta muy interesante que te dejará con la boca abierta.

Glencoe pass on a misty day

3. Carros de Fuego

Carros de Fuego es realmente la primera película que marcó la ciudad de Edimburgo en 1981. Aunque la historia se desarrolla en París, fue íntegramente rodada en la capital escocesa y sus alrededores.

En la cinta dirigida por Hugh Hudson y ganadora de cuatro premios Óscars en 1983 se puede reconocer rincones de la capital de Escocia, como la cima de Arthur’s Seat, el punto más alto de Holyrood Park desde donde se ve todo Edimburgo; New Town, y cómo no, The Café Royal, donde todavía podemos encontrar una placa que recuerda a la mítica película.

View of Edinburgh Old Town from Arthur's Seat

4. Braveheart

Y si hablamos de películas que marcaron Escocia en el imaginario colectivo de la gente no podemos dejar de nombrar Braveheart, de 1995. Sus siete colinas y su ubicación entre el mar y la montaña hacen de Edimburgo y su entorno un telón de fondo perfecto para el desarrollo real y ficcional de la épica historia del héroe escocés William Wallace.

Aunque la cinta se tomó algunas licencias a la hora de narrar los acontecimientos reales y parte de ella se rodó en Irlanda, si desea seguir el itinerario de William Wallace no puede faltar: el Castillo de Edimburgo, en cuya entrada hay una estatua del propio Wallace; los Highlands, donde se celebró la batalla del puente de Stirling y donde hoy en día podemos visitar el National Wallace Monument; la Abadía de Cambuskenneth, cercana a Stirling, donde se crió William Wallace; y  los campos de Bannonckburrn, donde encontramos el círculo de piedra con la bandera de Escocia y la cruz de San Andrés, de gran importancia para los escoceses.

Edinburgh Castle and the Ross Fountain

5. Trainspotting 1 y 2

El Edimburgo más transgresor y reivindicativo se ve reflejado en la cinta de 1996 del director escocés Daniel Boyle basada en la novela homónima de Irvine Welsh, Trainspotting, y que en 2017 ha estrenado su secuela Trainspotting 2.

En ambas cintas se muestra el lado más callejero y problemático de la ciudad de los castillos de cuentos de hadas, a pesar de que algunas de sus escenas fueron rodadas en Glasgow. Sin embargo, fue la cinta de 1996 la que tuvo mayor repercusión social por su crítica al ‘tatcherismo’ imperante en Reino Unido en la década de los 80 y el vertiginoso crecimiento del consumo de heroína en la capital escocesa.

La trepidante carrera de Ewan Mcgregor perseguido por la policía en los primeros minutos de Trainspotting 1 en la que recorre la famosa calle de Edimburgo Princess Street, dejando atrás la Royal Scottish Academy hasta Calton Street Bridge, ya es una de las escenas que quedan para la posteridad de este film de culto.

Edinburgh Shoppers

Muchas otras películas, como algunas de la saga 007 o Harry Potter, han trasladado a Escocia, y a Edimburgo en particular, su equipo de rodaje y su historia. Para poder revivir tus historias favoritas sólo tienes que reservar tu vuelo a Edimburgo y emprender un viaje ¡DE CINE!