Qué ver en Vigo: las Islas Cíes

Uno de los grandes tesoros del turismo gallego y nacional son las Islas Cíes. Este patrimonio de Vigo esconde bellísimos rincones y una riqueza natural increíble que conforma el Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Illas Atlánticas. Históricamente apodadas ‘islas de los dioses’ por los romanos, las Islas Cíes son tres: al norte, Monte Agudo y O Faro, unidas por un arenal; al sur, San Martiño. Creado en 2002, el paisaje del Parque Nacional se caracteriza por los excepcionales fondos marinos, la fauna variada y su vegetación.

Las Playas

El valor natural de las Islas Cíes tiene reflejo directo en la calidad de sus playas. En total son nueve rincones en los que explorar el lado salvaje de las islas, con arena fina, blanca, de aguas cristalinas. De todas ellas la más famosa es la de Rodas, que fue seleccionada por el diario británico The Guardian como la mejor del mundo. Tiene más de un kilómetro de largo y es perfecta para disfrutar en familia. Rodas es la unión entre las islas de Monte Agudo y Faro y cuenta además con servicios para visitantes, camping y vigilancia. Conecta con la playa de Bolos y ésta a su vez, con la de Nosa Señora. Cerca del muelle está también la playa de Figueiras o ‘de los alemanes’, muy tranquila y dedicada a la práctica del nudismo. También destacan por su ermita la de Muxieiro, o por los cantos rodados la playa de Cantareira. Si disponemos de embarcación privada, podemos visitar la Isla de San Martiño al sur, de entorno aún más virgen.

¿Qué hacer en Islas Cíes?

La jornada de visita a las islas es perfecta no sólo para conocer el patrimonio natural sino para degustar la gastronomía de la zona. Para ello cuenta con dos restaurantes en el muelle y en el camping de la isla. Precisamente este camping es la única opción de alojamiento. Cuenta con un aforo máximo de 800 plazas y un máximo de estancia de quince días. Para conocer la isla lo más recomendado es recorrer alguno de sus senderos naturales a pie. El parque cuenta con cuatro rutas principales: la primera, del Monte Faro es la más larga y perfecta para disfrutar de espectaculares vistas. La segunda, del Alto Príncipe, es la más corta y asciende hasta el Monte Agudo. La tercera, del Monte Agudo, destaca por atravesar la arboleda y algunos tramos irregulares. Y por último lugar, la ruta del Faro A Porta, es la menos transitada y más próxima al mar.

Las Islas Cíes son también un entorno perfecto para la práctica del submarinismo. Si eres un principiante, puedes contactar con alguna de las empresas de buceo para tomar contacto con su ecosistema acuático. Si eres un experto, contemplarás joyas como el Southern Cross, hundido a principio del siglo XX o el barco del corsario inglés Francis Drake, caído tras su ataque a Vigo.

¿Cómo llegar a las Islas Cíes?

El camino a las Islas Cíes es, evidentemente, marítimo. Lo más importante que debes saber es que sólo admiten la visita diaria de 2.200 personas por lo que se recomienda reservar plaza con antelación y no esperar al último momento. Además, ten en cuenta que el servicio de ferry está concentrado en verano y Semana Santa. Puedes cogerlo en los puertos de Vigo, Cangas o Baiona y te lleva hasta las Islas de Monte Agudo y O Faro. La tercera isla, la de San Martiño, es accesible únicamente a través de barco privado, al igual que el resto de las islas fuera de temporada. En todos los casos que impliquen tu propia embarcación, necesitarás un permiso de fondeo. También tienes a tu disposición empresas de alquiler de barcos en Vigo, que también te permiten descubrir la belleza de la ría.

Imágenes: turismodevigo.org

OFERTAS DE VUELOS A VIGO DESDE 53€/TRAYECTO