Mercadillos Navideños en Alemania con Iberia Express

Christmas market Berlin

Este mes de noviembre arrancan los populares mercadillos navideños en Alemania, rincones que contrastan con entornos hiperubanizados y que hacen disfrutar tanto al público local como a los turistas. Aprovechando los cinco destinos de Iberia Express en Alemania, recorremos los mercadillos que se celebrarán en cada uno de ellos. La mayoría se extiende entre el 22-23 de noviembre hasta el 23 de diciembre y es una excusa más para disfrutar del país.

Una visita a cualquiera de ellos bien se merece una taza de Glühwein, un vino caliente con especias que no sólo te da sabor… ¡también calor! Es el primer paso para conocer la gastronomía tradicional en Navidad: crepes, Schaumküsse (galletas recubiertas), almendras tostadas, mazapán… ¡Froehliche Weihnachten! (¡Feliz Navidad!)

Berlín

En una ciudad con tanto por ver y tanta historia, era imposible que los mercadillos tradicionales no tuvieran representación. A partir del 24 de noviembre se comienzan a levantar las casetas en la capital alemana y se puede disfrutar del ambiente navideño en distintos puntos de la ciudad. En total son alrededor de 60 mercados para perderse, por lo que lo más recomendable es ir siguiendo los que se encuentren dentro de tu ruta turística. Los encontrarás divididos por cada uno de los distritos. Por ejemplo, en el Mitte, el de Gendarmenmarkt es uno de los más bellos, que cuenta con actuaciones de artistas, coros navideños, jazz y degustación culinaria. También merece la pena cruzar Alexanderplatz con el mercado a los pies de la torre de televisión, o bien la emblemática Postdamer Platz con el Sony Center.

Düsseldorf

Arranca el 21 de noviembre y aunque no es el más popular de toda Alemania, destaca por su encanto. El mercadillo ocupa los principales enclaves turísticos y plazas alrededor de la avenida Königsallee, completamente iluminada. A partir de ahí nos podemos dirigir a Marktplatz, Marktstraße o la pista de patinaje sobre hielo de la Gustaf-Gründgens-Platz. Mientras tanto, en Schadowplatz encontraremos los mejores postres y dulces típicos de navidad. Muy recomendable.

Mercadillo de Navidad Dusseldorf

Frankfurt

Uno de los más emblemáticos y mayores de toda Alemania. Se tiene certeza de su existencia desde 1393 y al igual que los de otras ciudades, se localiza en el casco antiguo. Aunque originalmente era sólo para el público local, cada año cuenta con tres millones de habitante que visitan sus más de 200 casetas repartidas por la plaza Römerberg y alrededores. Se extiende desde la calle Zeil a Mainkai. El árbol de navidad gigante añadido en el siglo XIX se ha convertido en un símbolo de la celebración del Frankfurter Weihnachtsmarkt. El producto gastronómico de Frankfurt más apropiado son las Bethmännchen, un dulce elaborado con mazapán con forma esférica y decorado con almendras.

Mercadillo de Navidad Frankfurt

Hanóver

Del 26 de noviembre al 22 de diciembre Hanóver despliega su espíritu navideño a las orillas del río Leine. El casco antiguo de la ciudad esconde el mercadillo de navidad con casi doscientos puestos. Se sitúa frente a la Iglesia del Mercado (Marktplatz). De todos ellos, llama especialmente la atención la aldea, en la que nos podemos sumergir en el estilo de vida medieval de los artesanos de Baja Sajonia. Mientras tanto, la plaza Ballhofplatz se centra en la venta de productos artesanos y manualidades. Además del mercadillo central, Hanóver también cuenta con zonas navideñas en la estación central y la calle Lister Meile. Por último, también merece la pena pasar por Oskar-Winter-Brunnen y pedir un deseo girando el anillo en el pozo, dentro del mercado Holzmarkt.

Mercadillo de Navidad Hanover

Stuttgart

Desde 1692 se cuenta con escritos de la celebración del mercadillo navideño en Stuttgart. A partir de entonces y hasta la actualidad ha conservado todas sus tradiciones y magia. Se sitúa en el centro de la ciudad, ocupando la Marktplatz y la Schillerplatz con más de doscientas casetas de madera en las que se puede degustar la gastronomía local y los típicos dulces. Los edificios de las zonas cercanas también se engalanan con luces y el Altes Schlos (Castillo Antiguo) acoge el concierto de Navidad. Los niños pueden encontrar atracciones como la noria, el tren a vapor o el carrusel. Además, una visita navideña a Stuttgart se presta a pasar por el mercado de Navidad de Baden-Baden, enmarcado por las montañas de la Selva Negra. Allí el protagonista es el Casino (Kurhaus) y su iluminación, que evoca otra de las estampas navideñas más emotivas. (Imagen: Werner Dieterich).

Mercadillo de Navidad Stuttgart