Top 3 curiosidades de Ámsterdam

Amsterdam view

Sin duda Holanda es un país que destaca por todas sus extrañas peculiaridades. Son las personas con el promedio de altura más elevado del planeta, acostumbran a darse cuatro besos, son los mayores productores de tulipanes del mundo…

Un país pintoresco que puede presumir de civismo y apertura social. Ámsterdam es la capital y en ella se constata todo lo anterior: las variopintas costumbres y el icono de ciudad abierta y cosmopolita. Ámsterdam no se queda atrás y también es protagonista de las más peculiares curiosidades. Aquí os dejamos nuestro Top 3.

street scene at sunset in amsterdam

1. LOS GANCHOS 

Muchas casas tienen un gancho en la parte superior de su fachada. Debido a la estrechez de las construcciones, es habitual que haya que introducir los muebles al interior de la casa por los ventanales de la parte alta. Además, las casas están ligeramente inclinadas hacia delante. Algunos dicen que se debe a las desestabilizaciones en el suelo que provoca el río Amstel. Otros relacionan el curioso detalle con los ganchos y la facilidad para introducir los muebles.

2. LA BANDERA

Las tres cruces blancas de la bandera de Ámsterdam son muy reconocibles, sin embargo poca gente conoce su significado. Está basada en el escudo de la ciudad, que también tiene las tres aspas blancas colocadas verticalmente y protegidas por dos leones a los lados. La principal teoría mantiene que es un homenaje a San Andrés, martirizado en una cruz con forma de X. Algunos historiadores atribuyen el origen de las tres cruces a los miedos que más asolaron la ciudad: inundación, incendio y peste negra.

3. LOS HOFJES

A lo largo de los años se ha venido constatando la responsabilidad social de los habitantes de Ámsterdam con los necesitados. Hasta la Edad Media era la Iglesia quien asumía estas labores. A partir del S.XIV  el gobierno municipal fue el encargado de velar por los más necesitados, subministraban comida y irguieron instituciones para ellos.

En Ámsterdam desde siempre ha habido una gran tradición de ayuda a los necesitados. Esta responsabilidad recaía sobre la iglesia en la Edad Media y, en el siglo XIV, pasó a manos de las autoridades municipales que distribuían comida y creaban instituciones para ayudar a los más necesitados. En el S. XVII ricos comerciantes dieron una lección de humanidad abriendo casas de acogida que albergaban a los indigentes: los Hofjes. Todavía se puede visitar en Ámsterdam uno de ellos: Begjinhof.

facades of old houses , Amsterdam

Además de estas curiosas anécdotas, para visitar Ámsterdam existen infinidad de motivos: un casco histórico con hermosos parques y monumentos, el mundialmente conocido Barrio Rojo, los canales, el museo de Van Gogh, la Casa de Ana Frank

Si eres de los que te decantas por el turismo gastronómico, Ámsterdam es especialmente recomendable probar el salmón en sus distintas variables. También son típicos los mejillones procedentes del Mar del Norte, que se sirven con cebolla, zanahoria y cilantro. Otras especialidades son la sopa de guisantes (Erwtensoep), los purés de patatas y de verduras. En el desayuno o la cena, según sean dulces o salados, sirven los pannenkoeken.
¿Necesitas más? Volamos desde 48€/trayecto ¡Reserva ya!