Un fin de semana en Madrid

Madrid es una de las ciudades más bellas y famosas del mundo, y sabrás por qué nada más bajarte del avión. Un fin de semana no es suficiente para descubrir todo lo que la capital tiene guardado para ti, pero te damos algunos consejos para que puedas exprimirlo al máximo. ¡Sigue leyendo!

1. Para empezar hay que ir a lo seguro

Sin duda, uno de platos fuertes de Madrid es su casco antiguo. No hay mejor forma que empezar a investigar desde la puerta del Sol y su Km 0, desde donde podremos ir dando un paseo para llegar a conocer lugares tan emblemáticos como la Gran Vía, la Plaza Mayor o la Puerta de Alcalá.

Si has llegado cansad@ y lo que te apetece es un plan relajado, te recomendamos tomar algo en algún lugar especial. ¡Y si tiene buenas vistas, mejor! El Círculo de Bellas Artes o la terraza del Palacio de Cibeles son algunos de los lugares que te quitarán el aliento por sus impresionantes vistas. No olvides llevar el móvil con batería suficiente para hacer miles de fotos, o te arrepentirás 🙂

Madrid también es el lugar ideal para los amantes de los atardeceres. No hay mejor plan que terminar el día contemplando las mágicas vistas que nos regala el Templo de Debod y su mirador, desde donde tendrás la mejor vista del Palacio de la Almudena y el Palacio Real.

 2. De segundo: gastronomía y visitas culturales

Empieza el día en la capital con un buen chocolate con churros. ¿Sabías que la famosa Chocolatería San Ginés sirve más de 2.000 chocolates y 10.000 churros diarios? Muy cerca está la calle Arenal, una de las más emblemáticas de Madrid. Esta travesía une la Puerta del Sol con puntos de interés como el Teatro Real y la Plaza de Oriente, lo que la convierte en un paseo más que plácido para después de un satisfactorio desayuno.

Madrid es en sí es puro arte, abarrotado de ofertas culturales. ¿Sabías que puedes disfrutar de algunos de los museos más importantes de la capital de forma gratuita los fines de semana? El Prado es gratis de lunes a sábado de 18:00 a 20:00h, y domingos y festivos de 17:00 a 19:00h; y el Reina Sofía es gratis de miércoles a sábado de 19:00 a 21:00h y los domingos de 15:00 a 19:00h.

El arte y la cultura tienen mucha representación en las calles de esta metrópoli, con monumentos como las fuentes de Cibeles y Neptuno y la arquitectura de todo el casco antiguo. Madrid se caracteriza también por contar con una agenda cultural de eventos muy activa durante cualquier época del año.

Para cerrar el día, una experiencia diferente es la de ir a cenar al Mercado de San Miguel, situado también muy cerca del ‘downtown‘. Este es un sitio peculiar, con muchos puestos de comida española para todos los gustos, dentro de un edificio acristalado y con un diseño tan deslumbrante, que no pasa desapercibido.

Si lo que buscas es salir de noche y disfrutar de un ambiente único, has elegido el destino ideal, ¿todavía no sabes que las noches madrileñas son infinitas?. Un plan de éxito asegurado sería cenar en uno de las muchas opciones gastronómicas que tienen algunos barrios, como Malasaña, ChuecaLavapiés…, y terminar la noche como tú quieras, ya sea bailando en un local de moda o tomando una copa con vistas. ¡Madrid nunca duerme!

3. De despedida, esencia madrileña.

¿Qué mejor forma de vivir un domingo en Madrid que paseando por el Rastro? En torno a la Ribera de Curtidores y junto a la Latina, se sitúa el mercadillo más famoso de la capital. ¡Pura esencia de Madrid! 

Termina el paseo gozando de una cerveza bien fresquita y una buena tapa. ¿Dónde? En el Mercado de la Cebada, también en la Latina.

A la hora de comer, merece la pena andar unos pocos metros hasta el restaurante Malacatín, donde el famoso cocido madrileño es capaz de hechizar a cualquiera. ¡Te recomendamos reservar mesa con tiempo o te quedarás sin probarlo!

Estos son algunos de los planes más populares, que te pueden servir de ayuda para planificar un fin de semana en Madrid. Aún así son solo una pequeña parte del gran abanico de planes que ofrece la capital. ¡En esta ciudad siempre hay detalles por descubrir y disfrutar!

¡Reserva ya y déjate llevar por la magia de Madrid!