Madrid se viste de fiesta: San Isidro

Cuando piensas en Madrid, seguramente piensas en sus monumentos, sus museos, sus calles tan especiales… La realidad no es otra que Madrid siempre guarda muy buenas opciones para recrearse en cualquier época del año, aunque cuantas más tengamos para elegir, mucho mejor, ¿no? San Isidro es una época ideal para exprimir al máximo la capital, con sus chulapas y chulapos. Te preguntarás… ¿Por qué? ¡Te damos todas las claves!

1. Una agenda súper completa

San Isidro es el patrón de la ciudad, y en pleno mayo (del 11 al 15 este 2018), con el buen tiempo como protagonista, el número de eventos culturales y de animación (gratuitos) en estos días festivos, se multiplica. Aparte de sus archiconocidos museos, como el  Prado o el Reina Sofía, con su gran oferta cultural habitual, también se puede asistir a eventos típicos de esta festividad. Un buen ejemplo son los pasacalles de gigantes y cabezudos, animados con música en directo, y con ubicaciones emblemáticas como la Plaza Mayor, mezclando lo tradicional y lo moderno de una manera más que especial. Todo sin dejar de lado la gran cantidad de opciones de animación con las que cuenta de serie Madrid.

2. Conciertos como forma de vida

Madrid es música, y por lo tanto, en estas fiestas populares de la capital no podía faltar una agenda plagada de conciertos, y para todos los gustos. Desde la Plaza de Las Vistillas, hasta la pradera de San Isidro, pasando por escenarios como el de Puerta del Ángel, ¡animación para todos los públicos sin parar! Artistas de moda, actuaciones infantiles y también tradicionales, como el mítico Chotis, se encargan de dar color a la celebración, que de por si junta grandes grupos de gente disfrutando. Principalmente en la pradera de San Isidro, dónde es tradición ir con la comida y bebida necesarias para completar un planazo de un día entero.

3. Lo bueno conocido, mejor

Madrid es una ciudad que se pasa de espectacular, pero no siempre nos encontramos con el clima en su estado más apetecible. En San Isidro la ciudad suele presentar su mejor versión en este sentido, con temperaturas muy suaves agradables, habituales en la primavera madrileña. Y es que en Madrid, al buen tiempo… ¡mejor cara! Podrás descubrir cada rincón del centro, disfrutar de cualquier plan al aire libre, como ver el atardecer en el mirador del Templo de Debod… O simplemente sentarte en una de sus muchas y tan animadas terrazas y azoteas a disfrutar del ambiente y de las vistas de la ciudad, como bien puede ser la del Círculo de Bellas Artes. También hay que destacar siempre su gran variedad en la cocina, con platos irresistibles para cualquier momento del día, desde el chocolate con churros hasta el cocido.

Madrid lo tiene todo, solo faltas tú para elegir cual va a ser tu próximo plan en esta ciudad tan repleta de opciones para disfrutar, ya sea en San Isidro o en cualquier otra fecha. ¡Madrid nunca falla!

 

¡Descubre todos los encantos de Madrid con Iberia Express!