Cork: relax y mucha aventura

Situada en la costa sur, Cork es la gran sorpresa de Irlanda. Situada sobre el río Lee, dos canales convierten en una isla el mágico centro de la ciudad. Sus bares de música celta en directo, cafés y casitas de colores, hacen de la segunda ciudad más grande de Irlanda el lugar perfecto para relajarse, explorar y disfrutar de la hospitalidad local. Lugar de ambiente estudiantil, iglesias antiguas y majestuosos edificios victorianos; Cork es el destino ideal para tu próxima escapada. ¡Apunta todos estos planes y visitas que no podrás olvidar!

1. La Cárcel de Cork

Sin duda, uno de los lugares más oscuros e interesantes de la ciudad. Esta fortificación era la antigua cárcel de la ciudad. Hoy día, puedes caminar por sus tétricos pasillos y diminutas celdas. Una manera única de sumergirte en la historia y descubrir cómo vivían presos y funcionarios en el siglo XIX irlandés.

2. Huguenot Quarter

Piérdete por las mágicas calles de este barrio histórico. Durante los siglos XVII y XVIII, esta zona fue receptora de numerosos inmigrantes franceses que huían de persecuciones religiosas. Las casas de colores, los cafés y las tiendas locales te cautivarán, ¡un paseo que no te puedes perder!

3. Mercado Inglés

Déjate llevar por el olor a frutas y verduras frescas. Una visita al Mercado Inglés es obligatoria en tu escapada a Cork. Disfruta de los pequeños puestos de comida recién hecha y de la particular arquitectura del mercado que te trasladará a otra época. El Mercado Inglés es el perfecto lugar para indagar en la gastronomía y la cultura irlandesa desde dentro. ¿Por cuáles de sus productos te decantarías?

4. Disfruta de su Gastronomía y sus Pubs

Atrévete con sabores intensos como el Drisheen (morcilla típica de Cork), o los quesos Gubbeen y Durrus, todos disponibles en mercados y pequeños puestos. También podrás degustar deliciosos pescados y mariscos frescos a la orilla del río. Disfruta de los pubs en Main Street y alrededores, donde tendrás la oportunidad de descubrir la amabilidad de los locales. Tampoco te puedes dejar la Franciscan Well Brewery, un brewpub que produce cervezas artesanales de todo tipo. Si te apetece probar la danza irlandesa, déjate caer por el pub Crane Lane, donde se imparten clases cada semana.

5. Castillo de Blarney

Si también buscas salir de la ciudad y visitar la campiña irlandesa, a 10km y 35 minutos de Cork puedes encontrar esta impresionante fortaleza medieval. Podrás visitar sus estancias y ver la Piedra de Blarney. Cuenta la leyenda, que si besas esta piedra boca abajo, ¡te bendecirá con el don de la elocuencia! ¿Te atreves a probar?

Cork es un vibrante y joven destino que aún tienes por conocer. Sumérgete en sus calles y pubs y disfruta de su maravillosa arquitectura y refrescante ambiente. ¿Cuál va a ser tu primera parada?

¡Siente Cork con Iberia Express!