Experiencias para exprimir la Isla Bonita

Muchas veces no sabemos de dónde vienen los nombres de los destinos o lugares que visitamos. Suelen tener que ver con su historia o con su descripción, y en muchas ocasiones suelen contar también con un nombre más popular, por el cual es conocido. Igual que le pasa a La Palma, bautizada como la Isla Bonita, algo que no es por casualidad. Solo con estar allí y echar un vistazo, será suficiente para darte cuenta de que no estás en un sitio cualquiera. Playas sacadas de un cuento, esencia volcánica, un cielo insuperable… ¡Un paraíso canario! Estas son nuestras opciones favoritas para disfrutar de todo lo que tiene La Palma para ti.

1. Caminante, ¡sí hay camino!

Hasta 708km de senderos hay para recorrer todos los rincones de la isla por tu propio pie. ¡Pero no te asustes! Tú eliges la longitud y la dificultad, hay un montón de posibilidades para todo aquel que esté dispuesto a una aventura caminando. También hay que tener en cuenta lo que se quiere ver, desde una vista panorámica por las alturas de la isla y su suelo volcánico, hasta bosques de profundidad única; sin dejar de lado sus escarpadas costas.

2. Un mar con mucha vida

Puedes disfrutar del Océano Atlántico desde su arena volcánica, aprovechando su clima siempre tan envidiable, o puedes decidirte por lanzarte a descubrir la vida marina desde más adentro. ¡Un paseo en barco acompañado por delfines siempre apetece! Y todo mejora cuando te encuentras con peces voladores, tortugas y otras muchas sorpresas.

3. El cielo que más brilla

La Palma y la astronomía son dos conceptos que van de la mano. ¡Las noches en la Isla Bonita son una auténtica pasada! Con un cielo de los más limpios del mundo, lo habitual es levantar la cabeza y encontrarse con un techo repleto de estrellas, todo rodeado de una calma total, sin duda una experiencia de completa desconexión y que te hará sentirte parte de la naturaleza más potente.

4. El olor de la historia y las tradiciones

Ni se te ocurra pensar que esta isla ofrece solo opciones relacionadas con la naturaleza, La Palma es mucho más. Arcos de medio punto, tallas flamencas e iglesias con retablos barrocos revelan su potente historia, una historia que ha dado lugar a un destino con muchas ganas de celebrar. Fiestas y verbenas de todo tipo se encargan de animar los días y noches de los palmeros y sus visitantes.

5. Un sabor genuino

Las Islas Canarias siempre han sido famosas por su cocina, y por supuesto, La Isla Bonita no se queda atrás. Platos típicos con toque e ingredientes propios: queso asado con mojo de La Palma y chicharrones, carne de cochino a la brasa con papas arrugadas y mojo rojo, bienmesabe… ¡Y hasta vino propio de la isla! ¿Qué te apetece más? Para que tu experiencia isleña no acabe al irte (y hacer más llevadera la siempre difícil despedida), puedes llevarte cerveza artesanal, rapaduras, almendrados o queso de almendras, todo con el verdadero sabor de La Palma.

Es fácil darse cuenta del pedazo de destino que es La Palma, y estamos seguros de que si no sabías de todos sus encantos, ahora no te faltan razones para sentir de primera mano toda la magia de esta isla tan diferente y a la vez especial.

¡Descubre La Isla Bonita con Iberia Express!