El barrio más indie de Madrid

Como todos sabemos, Madrid es un gigante financiero, empresarial, académico… ¡Pero la capital cuenta con más de tres millones de habitantes! Y hay muchos tipos de Madrid para todos ellos. Es verdad que el ritmo en esta ciudad es frenético, como un volcán a punto de entrar en erupción. Y gracias a esto, se ha desarrollado un fenómeno muy interesante: la fusión de pequeños barrios, cada uno con un perfil de habitantes, comercios y visitantes diferente.

De este variopinto conglomerado de barrios que componen la ciudad de Madrid, hemos seleccionado a nuestra querida Malasaña, el barrio más indie de Madrid.

De compras

¿Necesitas unas gafas vintage? ¿Una cazadora de cuero que no te cueste un riñón? ¿Te vas de festival y no tienes unos Levis? Malasaña está plagada de tiendas retro, donde podrás encontrar ropa diferente, de calidad y a buenos precios.

Os desvelamos que todos los sábados por la mañana hay un pequeño mercadillo al aire libre, en el que conviven diseñadores y vendedores de objetos vintage. Este mercadillo recibe el nombre de Malamarket y se ubica en plena plaza Dos de Mayo; uno de los núcleos más importantes de Madrid, donde esperar, encontrarse o pasar el rato.

La movida madrileña

Durante los años 80, Malasaña era conocida como el barrio kinky, en ella se descubrían los nuevos talentos de la new wave española. Hoy ese ambiente rock/punk se ha transformado en indie alternativo, adaptándose a la demanda actual. Sin embargo, aún se siguen conservando algunas reliquias de la movida como el Madrid Me Mata, que es en sí un local y un museo que te transporta al pasado; la Vía Láctea, donde podrás bailar y jugar al billar; o El Penta, la cuna de los Vega, entre otros.

De los locales indies para mover el esqueleto, la mayoría suele decantarse por el Ochoymedio, ubicado en el conocida sala BUT. Esta discoteca se distingue por su tamaño, el tipo de música (indie-electrónica-pop), y la acogida de conciertos de grupos alternativos.

El comercio y el bebercio

En Malasaña uno de los restaurantes más curiosos es el Ojalá, la planta inferior es un pequeño oasis; donde en lugar de suelo, hay arena y cojines para sentarse. Aunque lo más atractivo sea su decoración rompedora, los platos tampoco están nada mal.

Si lo que quieres es comida para llevar y tomártela en la plaza Dos de Mayo, Buenasaña es un acierto. Además de ensaladas, burritos y bocadillos, puedes escoger la opción de box y llenarlo con tres de sus platos gourmet por un precio low cost.

Los barrios en Madrid son ecosistemas tan diferentes que hasta Malasaña tiene su bebida mítica, los yayos, servida en la taberna Casa Camacho, una parada necesaria para cualquier indie en Malasaña.

Puede que lo mejor de Malasaña, es que sea cual sea la época del año, siempre habrá gente paseando por la calle, muriéndose de frío en una terraza o disfrutando del buen tiempo y una cerveza.

¿Eres lo suficientemente indie para Malasaña? ¡Reserva tu vuelo a Madrid desde 29€ y compruébalo!