Lanzarote, la isla del fuego

Lanzarote posee una singular belleza, digna de ser visitada por los más curiosos. Esta isla casi lunar te maravillará con sus paisajes, siendo la mejor escapada para disfrutar del sol, la playa y la naturaleza.

PAISAJES VOLCÁNICOS

La originalidad paisajística de Lanzarote se remonta al siglo XVIII, con las primeras erupciones volcánicas durante seis años, transformando así radicalmente la morfología de la isla.

Podemos destacar el Parque Nacional de Timanfaya como la visita más representativa de la isla. Debido a sus características singulares, es un espacio protegido, pero podrás vivir una experiencia maravillosa desplazándote en camello hasta la cumbre. El parque sigue manteniendo la actividad volcánica, por lo que podrás ver demostraciones del funcionamiento de los famosos géiseres o probar en el restaurante El Diablo la cocina volcánica.

EL ARTE DE LA NATURALEZA

El autor del citado restaurante es el tan conocido artista César Manrique. Otra de sus obras de visita obligada son los Jameos del Agua, cavidades de origen volcánico por la erupción del volcán de la Corona, en las que el arquitecto fusiona la morfología natural con la acción artística del hombre.

No podemos olvidarnos de la Cueva de los Verdes, también resultado de la erupción de la Corona. Durante siglos fue el escondite de corsarios y tesoros; hoy es una gruta que sigue escondiendo tesoros como un auditorio de conciertos conservando el atractivo original.

¡DATE UN CHAPUZÓN!

Lanzarote, rodeada de agua, con costas escarpadas e impresionantes acantilados, también disfruta de maravillosas playas que no te puedes perder. Entre ellas queremos destacar: Farmara, las Playas de Papagayo y Caletón Blanco.

Al llegar a la playa de Farmara te dará la sensación de que no se acaba nunca, de seis kilómetros de extensión. Es la favorita de surferos y amantes del kitesurf.

Todos coinciden en que las playas del Papagayo destacan por su belleza, rodeada de miradores, con unas vistas únicas. La arena dorada y aguas cristalinas conforman un verdadero paraíso natural.

También te recomendamos que visites la playa de Caletón Blanco, situada en el norte de la isla. ¡Piscinas naturales, arena blanca y rocas volcánicas!

Y para terminar tus días perfectos, en Costa Teguise podrás disfrutar del mejor ambiente nocturno, conciertos en directo y gente con ganas de pasarlo bien.

¿Te vas a perder Lanzarote?